Chemex, como preparar un magnifico café

Chemex sigue siendo considerada la cafetera número uno por la mayoría de los baristas y de los coffee lovers del mundo.

Su diseño ha perdurado sin sufrir ningún cambio (mango de madera, cordón de cuero, vidrio cónico y todo), desde su creación en 1941 por Peter Schlumbohm. Los diseños de Schlumbohm siempre se han caracterizado por una fusión entre "la lógica y la locura".

El café de un Chemex es muy similar al de un goteo, pero hay más margen de error. Para garantizar los mejores resultados, muele tus granos más gruesos de lo que lo harías con un goteo de cerámica y presta especial atención a la velocidad de vertido. Este nivel de detalle produce un café delicado y lleno de matices.

Equipo necesario

  • Molinillo de muelas cónicas.
  • Báscula para medir con precisión la proporción de café y agua.
  • Temporizador (vale con el del móvil).
  • Cafetera Chemex.
  • Filtros de papel para Chemex.
  • Cuchara o paleta para remover.
  • Café fresco.
  • Agua del grifo filtrada o agua embotellada de mineralización débil.
  • Hervidor de agua.

Receta para cafetera Chemex de 6 tazas

  • Ratio 1/17 de café/agua: 42 gramos de café y 700 gramos de agua caliente.
  • Molienda medio gruesa (textura de sal gruesa).
  • Tiempo de infusión: 4 minutos.



Pasos para preparar café con Chemex

Paso 1
La cantidad de café y agua varía según el tipo de café que estés preparando y tu concentración preferida. Como punto de partida, recomendamos usar 42 gramos de café y 700 gramos de agua. Puedes ir ajustando según tu gusto. El café debería estar molido con una molienda medio gruesa (textura de sal gruesa).

Paso 2
Pon agua a hervir (te recomendamos que utilices agua de mayor calidad).

Paso 3
Coloca papel de filtro sobre la cafetera y vierte agua caliente para que el papel humedecido se adhiera al cristal de la cafetera. El agua también elimina sabores indeseados del papel y pre-calienta la cafetera.

Paso 4
Retira el agua caliente y echa el café molido. Agita ligeramente la cafetera para que el café se asiente de forma uniforme.

Paso 5
Primer vertido: pon el temporizador en marcha y comienza a verter 150 gramos de agua. Haz una pausa y remueve la mezcla.

Paso 6
Segundo vertido: a partir del segundo 45, vuelve a verter agua hasta llegar a los 450 gramos. Dibuja círculos desde el centro hacia el borde durante este vertido para que no se quede ni una partícula de café molido sin empapar. Haz otra pausa breve.

Paso 7
Tercer vertido: a partir de 1:45 minutos de infusión, realiza el último vertido hasta llegar a los 700 gramos de agua. Continúa dibujando movimientos circulares.

Paso 8
Tras 4 minutos de infusión, retira el filtro con los posos de café. El café ya está listo.

Ahora ya solo te falta disfrutar de tu café :)